La venida de la luz

42 Comments »

Cada año noto mas la llegada de la primavera. El ánimo se vigoriza y se taquicardiza. Y si me apurase la industria del fármaco, diría que incluso se bipolariza.  Todo funciona mejor ahora, como decía uno de los protagonistas de DESCONECTADOS. Como en un cuadro de Sorolla o de Sert, nos empieza a apetecer tirarnos en la playa con el culillo al aire, con esa agradable sensación de notar como las olas te remojan la piel casi a la par que el sol te va secando. Incluso podría imaginar la mirada protectora de la madre en la orilla vigilando todos y cada uno de mis movimientos mientras hojea el diario. Poco a poco, con los años, uno va perdiendo turgencia y complexión y se va pareciendo cada vez mas a su mejor caricatura. En mi caso, siempre fantaseé con poder ser como Paquito el Relojero, ese personaje de Torrente Ballester en Los Gozos y las Sombras que en cuanto llegaban los primeros rayos de sol de primavera cogía el petate, el caramillo y se iba en busca de su loca preferida que vivía por una aldea de Bergantiños. Pero cuando voy a coger la bicicleta para irme, la maldita primavera me transforma rápidamente en John Wayne, en Ethan, el protagonista de Centauros del desierto. Y ahí me veo diciendo gravemente: "Un hombre solo puede jurar una vez en la vida. Y yo dí mi palabra a la Confederación". Y en mi sueño, me doy la vuelta y camino lenta y reposadamente hacia mi soledad mientras todo funde a negro.

******



Si alguien quiere disfrutar de una larga conversación sobre la diferencia entre los bienes públicos y los privados, sobre la necesidad de apostar por la calidad elitista o por la generalización del saber, sobre la dificultad de las grandes organizaciones para cambiar sus dinámicas internas, sobre la libertad de pensamiento y de cátedra. Si alguien quiere saber con buen nivel de certeza lo que es la vida, vista desde una universidad californiana, que se vea At Berkeley. Cuatro horas de docudrama. A la altura de Inside Job o de Page One. Pero sin tanta épica y con menos glamour. O sea, con mas realismo verité. Del bueno, del que puedes fiarte totalmente. Como el Charolito de su polla.



Bienvenido Mr Biden

58 Comments »

Desde que Jeffrey Liebermann tomó las riendas de la Asociación Americana de Psiquiatría las cosas han cambiado mucho. Pese al desastre del DSM V, diseñado por Dios sabe qué grupos de presión. El caso es que el próximo Congreso de la APA será inaugurado por Joe Biden. Lo cual, sin decir explícitamente apenas nada, significa implícitamente muchas cosas.







*****


La Zarzuela desmiente a Pilar Urbano: "Es pura ficción imposible de creer". También me parece pura ficción imposible de creer que la Guardia Urbana de Barcelona se preocupase porque Vila Matas dejase la ciudad condal en el amanecer de la Diada ( pág 55 de su libro). Y ahí está el hombre, vendiendo patochadas a manta. 
Remata Cassinello, en línea con zarzuela: "hay cosas que es mejor que no se sepan nunca". Empiezo a temer que Larky se folló al caniche de la de Alba. O así. Ah¡ la ficción, ese pilar inexpugnable de la vida en vecindad.



*****

Pero lo peor estaba por llegar...
faltaba el desfile de ciegos, mudos repentinos, sordos y el trasiego de aguamaniles y jofainas para lavarse las manos. El cambio de color de los camaleones y la nueva cola de las lagartijas.

(Almudena Guzmán)



Boutadas

58 Comments »

La muerte de Adolfo Suárez. Sorprende la masificación de opinadores que han desfilado estos días ofreciendo su columnas a la familia del finado. Pura bullshit. La mayoría no aportan absolutamente nada nuevo y están bañadas en una demagogia tan facilona como la que usaba el Duque en muchos de sus discursos. De todas, me quedo con la mas descreída que es la de Espada: la Transición fue como el rodaje de Casablanca, donde el guión se iba escribiendo sobre la marcha y donde nadie sabía cual iba a ser el final. Es lo mas aproximado que he leído. De acuerdo que Suárez pudiera ser un Rick de Avila. Pero me sorprende que Espada sea de los que de por cierta la leyenda apócrifa de que Casablanca se escribía a diario. Y mas aún, que equipare aquel rodaje a la Transición sabiendo como sabe que el guionista Fernández Miranda aún no ha dicho esta boca es mía respecto a su trabajo en aquellos años. Acepto un grado importante de improvisación y que Rick-Suárez bastante hacía con despertar cada mañana. Pero ¿Y si un día de éstos se supiese que  Viktor Laszlo era gay?










*****


Emily Dickinson terminó encarcelándose en su propia habitación para sentirse libre. Esta ansonada....Lo de siempre: ¡qué bonita es la locura vista desde fuera!



******

Atención Plena: o sea, el Mindfulness.

De moda entre los ejecutivos de Silicon Valley. Hay cosas que no son moda universal hasta que pasan por las universidades yanquis. Por ejemplo, el yoga.
En el periódico le buscan la base científica. En la Universidad de Wisconsin, siempre hay una Universidad que pone el cuño de autenticidad y al menos en este caso sabemos que Wisconsisn existe, aplicaron escáneres cerebrales para ver como afectaba la meditación. Los resultados, ¿no los adivinan? fueron sorprendentes: aparecían niveles hasta entonces desconocidos de emoción positiva en el córtex prefrontal  izquierdo del monje budista objeto del estudio. Esperemos que la traducción de esos datos sirva para mas que toda la imaginería del cerebro de Rancaño cada vez que oye el sintagma martadelcastillo.
Ahora bien, negociazo guapo lo que hay detrás del mindfulness. Apps para smartphones, cursos de formación, vestuario, mobiliario, etc...Todo un ejército de meditadores al que hay que educar, alimentar y vestir. ¿Qué os pensábais? ¿Que iba a ser solo la sábana?


******

Ayer, duro alegato de Gervás y Gavilán contra la medicalización de la vida cotidiana. Hay mucha gente que quiere echar a los mercaderes del templo. Estamos de acuerdo. Pero quieren hacerlo recurriendo a campañas tan agresivas como la de los lobos de Wall Street. Y eso tampoco es bueno. La antimedicalización también es una religión. Y también un negocio boyante. Al menos editorial. Y no digamos, profesional, si observamos quienes son los que sostienen y diseminan la desmedicalización social. Será interesante medir la cantidad de quiromantes, naturópatas, homeópatas y demás vendedores de crecepelo que ansían el lugar del fármaco. No hay mas que ver las carteras de servicios de ciertas facultades o de ciertos servicios de salud.
Me sorprende ver a destacados catedráticos como el gran Laporte tirando de falacia buscando el titular y el éxito fácil de las redes sociales. No es esto, no es esto.


El suicidado de la sociedad

152 Comments »





Hay que hacer todo lo posible para ver esta exposición. Se trata de una de los mas amplios recorridos por la obra de un pintor genial. Una fabulosa recreación de los últimos meses de la vida de Vincent Van Gogh. Una inexcusable oportunidad para comprobar hasta qué punto se imbrica en la obra de arte la vida de su creador. Todo ello pese a la labor mitomaniaca del feble Artaud, que afirma, de ahí el título de la muestra, que Van Gogh se suicidó porque a la sociedad de su época le resultaban indigestas sus "verdades" y le presionaron hasta conseguir que se quitase de enmedio. Por supuesto, en las declaraciones de Artaud no hay ni un solo átomo de verdad. Ni siquiera las acusaciones contra el homeópata Dr. Gachet están probadas. Pero hay que reconocer que Antonin es un fan de los que a uno le gustaría tener al lado en ciertos momentos en que la publicidad puede ser necesaria: culto, terrible y desatado. Sus citas sobre Van Gogh pespuntean de forma amena la visita. Por lo demás, esta performance que domina el universo cultural parisino nos permite comprobar la fuerza con la que Francia defiende a los artistas y,a la vez, la falta de músculo que la cultura francesa tiene para renovarse. El debate sobre locura y sociedad hace ya mucho tiempo que está enterrado.  Como decía el gran Carlos Castilla: el loco, disloca. O sea, se engaña sin saberlo. Punto pelota. La pelea está en si verlos o no verlos.




Diez años después

89 Comments »

La historia de la España moderna comenzó el 11 de Marzo de 2004 tras una cadena de explosiones en los trenes que recorren la periferia de Madrid. Y tras 191 muertos. Llevamos diez años intentando acercar los márgenes de la herida que entonces se abrió entre los españoles. 

Cuando todo esto se acabe y casi nadie nos recuerde, cuando el viejo Simbad vuelva a las islas, algún periodista vendrá a esta tierra, se mesará los cabellos y escribirá sobre el drama que se inició a escasos kilómetros de esta playa.



Tras el temporal

55 Comments »

LO PEOR QUE SE PUEDE SER EN ESTA VIDA ES UN COÑAZO. (Michi Panero, refiriéndose a su hermano LMP, fallecido hoy)

*****



Toda mudanza lleva consigo una desgracia desesperada por salir. Esta es la primera frase de El váter de Onetti, la novela de Juan Tallón, uno de los escritores españoles mas interesantes de la última década. Tallón funde en ese introito genial  y arriesgado la fortaleza escéptica y altiva de Cela,  que le prestó unas cabezas de rana, con la sabiduría botánica de Cunqueiro que le prestó la flor del azúmbar. Con las cabezas de las ranas, las flores  y el aliento de Risco, Blanco Amor y otros cuantos orensanos ilustres, Juan Tallón ha hecho una novela que levanta el ánimo y cura la desazón de novia o escozor de virgo. Pasen y lean.

*****

Escribe Manuel Jabois en EM que el 11M no fue origen de nada. Bien que el libro de Jaime Ignacio del Burgo contra el que dispara sea un planfleto reaccionario y confuso. Pero cambiaron demasiadas cosas de golpe en este país tras el 11M como para que Jabois acierte en su aserto. La primera de ellas es el tener  que convivir con graves dramas no resueltos. El propio Del Burgo, por ejemplo.

*****

Ahora toca subir a los altares a Gaziel, el catalán que se moría de morriña en la Meseta de posguerra. Me parecen excesivas estas maniobras editoriales. Magnifican tanto a los autores que acaban quemándolos porque cuando uno toma uno de esos libros hiperpublicitado en sus manos y lee unas líneas con frecuencia se da cuenta de que ese reino ya no es de este mundo... Mas valdría seleccionar dos o tres buenos libros de cada uno y punto. Pero esto de querer colocar como imprescindibles las Obras Completas de todos ellos es una insensatez. Sigue quemándose mucho papel, me temo.
Por cierto, al que creo que le han hecho una edición crítica es a Ruanito.

*****

Las Meditaciones en el desierto, de Gaziel. Se trata de un libro excelente, como suelen serlo los dietarios de todo gran escritor. Empezando por la muy hermosa foto de la portada: La Gran Vía madrileña nevada, de Catalá-Roca. Mal ejemplo de desierto.




Rumba del agua

100 Comments »

No para de llover. Creo que van casi dos meses seguidos lloviendo, con viento, con frío. Esto se está convirtiendo en un aburrimiento. Sobre todo porque ya empieza a pesar en el ánimo la oscuridad de los días. Hoy habían prometido un pequeño descanso entre las lluvias. Pero como si nada. Toda la noche hemos estado escuchando llover suave. Como si en la playa hubiesen puesto todas las fuentes de la Alhambra.


*****

Me gustaba Paco de Lucía.  El flamenco, ya se ha dicho, es CalidaT y a la juventud española le pone la calidaT, así que hagan ustedes el silogismo.  Pero lo que más me gustaba de Paco de Lucía era, que a diferencia de sus paisanos, no hablaba apenas nada. ¡Qué exagerados y verborreicos son los andaluces!


*****


En los ratos en que dejo de lado a Saviano, con su hipnótico reportaje, voy leyendo La trabajadora, de Elvira Navarro. Una novelista escasamente informada. Al menos en las entrevistas. Su novela habla de los trastornos mentales como consecuencia de la crisis económica. Hay que leerlo para poder criticar con ganas.


*****



Vamos a ver qué podemos hacer. Con este tiempo no hay quien entrene. Pero allá vamossssssssss...