Secrets, secrets, secrets...

El caso del semen del exministro y la candidata. O sea, el caso de la identidad de un niño. El caso de la niña presuntamente asesinada en Compostela. El caso del cuerpo de Marta del Castillo. E incluso, una patética celebración de la desaparición de Madeleine McCann. Definitivamente, los medios de comunicación apuestan por los secretos. Somos hombres del secreto, sugirió Borges en alguno de sus cuentos cuyo título ya no recuerdo. De secretos y mentiras, pese a los problemas, angustias y malestares que generan. El secreto y la mentira han sido siempre dos grandes temas de la conversación psiquiátrica. Hasta que desapareció la templanza de las consultas. A ver si ahora, al rebufo del ¡Todos mienten! housiano vamos recuperando la calma. Y respiramos









*****

Las prisas, las prisas. ¡Malditas prisas! Estos periodistas que ponen junto al eructo de Albert Pla las declaraciones apátridas de Savater o de Thomas Bernhard. Supongo que será para quedar bien con todos. Pero no se puede ser tan poco riguroso ante temas de tanta relevancia social. Las actitudes apátridas de los filósofos citados son señal de que el ser humano es capaz de dejar el funcionamiento tribal y avanzar en la escala filogenética. Que es justo lo contrario de lo que demuestra el aliento fétido del nacionalista catalán Albert Pla. El nacionalismo, bien dijo Vargas, supone volver a los instintos mas básicos y primarios de la tribu.


*****


Reportero Gustavo. Camino de las estrellas. Ha salido un poco rebelde. Como su padre y como Jeannette.

This entry was posted on domingo, 20 de octubre de 2013. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response.

59 Responses to “Secrets, secrets, secrets...”

  1. Hala, buenos días, hijines...Y buena suerte...

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja¡¡¡
    Pues en la playa, ni te cuento¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Un rebelde que no cobra. Ja Ja.
    ¿Qué tendrá eso de salir en la tele que vuelve locos a tanta gente?
    Le ofrecieron cubrir la manifestación del 12 O en la plaza de Cataluña y propuse acompañarlo ya que siento simpatía por Ciutadans.
    Allá que me fui. Tras dar una vuelta por la plaza, juntarme un rato en la esquina del Corte Inglés con los Ciutadans y conseguir la pegatina del corazón con las tres banderas me metí en el plató vallado.
    La gente se intentaba colar y acabé haciendo de seguridad en uno de los lugares por donde más fácil lo tenían para meterse. Me lo pasé como un enano. Conseguí que nadie se colase y oí ( hasta contesté) a todas las excusas que ponían para hacerlo.
    Alguna muestra.
    1º Necesito hablan con … para explicarles como levantar la cadena.
    2º Soy fundador del partido …
    3º Es imprescindible que hable con Albert Rivera, Vidal Cuadras, Alicia Sánchez-Camacho, …
    4º Que los de seguridad impidan mostrar aquella bandera cubana.
    5ª Me he perdido y no sé como salir.
    6ª No podría usted hacer que mis niños vean el plató y salgan en la tele.
    7º …


    El próximo sábado iré a la presentación del movimiento ciudadano en el teatro Goya de Madrid. ¿Los mismos 300?

    ResponderEliminar
  5. Leyendo el título del post me ha venido "L.A.Confidential" y De Vito: "secretitos... muy secretito..." Luego me ha venido lo que últimamente me tiene obsesionada, ya sé que con tropecientos años de retraso, y es "Mad Men". Voy por la tercera temporada. Creo que ya me he acostumbrado a la dureza. El primer capítulo lo tuve que ver dos veces porque, al verla en días bastante duros, pensé que era yo la que lo estaba interpretando en clave salvaje. Pero no. Total, que al leer su post también me ha venido a la cabeza las palabras de Don a Peggy, cuando él va a visitarla al hospital tras el parto, a modo de consejo para superar la depre:"no sabes cuántas cosas nunca han sucedido".

    Supongo que hay mentiras y mentiras. Las que rompen las reglas del juego no suelen ser muy recomendables. Más que nada, si esas reglas se nos va el juego a la porra y siempre terminan pagando los más débiles. Sin la de Don Draper... ¡Qué difícil se haría a veces seguir adelante medianamente cuerdo!

    "El Escritor", no sé porqué pero me reconforta mucho ver esa peli.



    ResponderEliminar
  6. Cuestión de gustos. Entre ese artículo que citas y el que hoy escribe tu vecino en LNE no hay color. Siempre he sido muy ilegal. Como es sabido no solo amaban a España sino que además querían follársela.

    ResponderEliminar
  7. Muy bien, Cat, Ya reportará.

    Terreiro

    ResponderEliminar
  8. Yo fui muy mentiroso hasta los siete años y medio. Después estuve unos 16 años y tres meses sin decir una sola mentira. Me gané fama de no mentir jamás. A los 24 años y 5 meses empecé a mentir de nuevo para no parar ya nunca.

    BT

    ResponderEliminar
  9. Lo q no es secreto es la última noche de Biondo, publicada con detalle en "El Mundo", quiá!
    ch

    ResponderEliminar
  10. Sobre Biondo:
    "El registro de su ordenador indica que, a esa misma hora, consultaba contenidos pornográficos en Internet."
    ¡Qué gente más rara hay por el mundo!

    ResponderEliminar
  11. Están mucho más divertidas las patatitas franquistas.

    ResponderEliminar
  12. Ha cerrado el blog epesimo.blogspot donde a diario se "colgaban" ls artículos de "El Mundo" y en el que leía a Espada, Amón, Méndez y demás.
    ch

    ResponderEliminar
  13. Cartas al director. El País. 6 de octubre de 2013.

    "No hay derecho con los tiempos de espera". Isabel Cánovas Mateos.

    Hoy estoy enferma; mi doctora no tiene citas libres hasta dentro de unos días. En mi centro de salud me dicen que me puede atender un médico de urgencias. Ante mi sorpresa, me dan cita con mi propia doctora; pregunto si es que ha surgido algún hueco por anulación; me explican que no hay tal anulación ni tal hueco, que el procedimiento es asignarme una cita bis con mi médico; esto es, para las 12.30 no habrá ya un paciente, sino dos.

    La sala de espera está, lógicamente, desbordada, con diversos tipos de pacientes: pacientes de mi doctora con cita previa, pacientes de mi doctora con cita bis, pacientes derivados de otro médico, con cita previa, y pacientes de otro médico con cita bis. El resultado: el tiempo de espera se eterniza.

    Siento pena por mi doctora, que siempre me trata exquisitamente, que es tan buena en su trabajo y que, se le ve en la cara, está agotada. A pesar de que sé que no arreglará nada, he rellenado mi hoja de reclamaciones. Espero que esto no le complique la vida en su puesto de trabajo todavía más.

    Señores gestores andaluces y señoras gestoras andaluzas, no hay derecho. Ni los pacientes nos merecemos estas condiciones ni nuestro personal sanitario. ¿Cuándo serán las elecciones?— Isabel Cánovas Mateos. Antequera, Málaga.

    ResponderEliminar
  14. Vienen los periódicos regionales y nacionales contando lo de la ceremonia de ayer en Oviedo.
    Que sí Revilla (ex-presidente cántabro) se fumó un puro en el patio del Reconquista, que andaba por allí Luis del Olmo, Ansón y el padre Ángel, que Muñoz Molina estaba con Elvira Lindo que departió conla Reina, que Letizia Ortiz se puso el mismo vestido que el 12 de octubre, que el perro lazarillo se portó muy bien...
    esta historia y ame la sé.

    ch

    ResponderEliminar
  15. Chema, quería darle las gracias porque usted me descubrió “epésimo”. Yo leía allí a Espada, y algunas veces a Victoria Prego. Últimamente me cansé un poco y entraba menos.
    A veces he tenido tentaciones de subscribirme (pagando) a Espada. No lo hice porque no sabía bien como hacerlo y no tenía PayPal. Ahora lo tengo. A lo mejor lo hago. Aunque últimamente en el blog del Mundo, que es abierto y se puede leer está pesadísimo con Cataluña.
    Por cierto, hace unos días (quizás ya semanas) escribió un artículo en que le entraba la duda de si Mas lo conseguiría. Maldecía a España por cobarde y torpe y decía que si Cataluña se hacía independiente él seguiría siendo catalán. Que en seguida se pondría del lado del vencedor. No merecía ser español si España no había sabido defenderse.

    ResponderEliminar
  16. El "como hacerlo" ¿debe llevar tilde?

    ResponderEliminar
  17. De nada, Loiayirga, sigo con interés sus comentarios en patatitas pochas sobre la huelga.
    ch

    ResponderEliminar
  18. Press to play.
    Los hechos:
    23 de septiembre: "Elena Valenciano insiste en que el PSOE habría preferido que el rey se operara en la sanidad pública."
    23 de octubre: "Elena Valenciano ingresa en una clínica privada de Benidorm por una neumonía."
    25 de octubre: "Elena Valenciano eligió un hospital prvado porque estaba más cerca."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se sabe que una cosa es predicar...
      P.

      Eliminar
  19. Los premios del Príncipe de Asturias me parecen una catetada típica de patriotas españoles.

    BT

    ResponderEliminar
  20. BT, no sé si el estilo será cateo o no, (no sé juzgar), pero los premios príncipe de Asturias son política. Los premiados se adornan con un premio "real" y la monarquía española se adorna y se engalana con los premiados. Solo es política.
    Mi padre hablaba en otros tiempos de la "sociedad de bombos mutuos". Yo te doy bombo a ti y tú me lo das a mí.

    ResponderEliminar
  21. Alguien podía pensar que los beneficiarios son solo los premiados. Nada más lejos de la realidad. Todos salen beneficiados. Y más en estos tiempos. Consiguen que haya una noticia de la monarquía que no sea "la incapacidad" del rey para gobernar o la corrupción del yerno.

    ResponderEliminar
  22. Con los únicos premios Príncipe de Asturias que no suelo estar de acuerdo es con los de Deporte. Bueno, ni con los de las Artes. Ni, ahora que lo pienso, con los de la Concordia, que no entiendo. Tampoco entiendo los de Comunicación y Humanidades. Y con el de las Letras no suelo estar muy de acuerdo tampoco.
    Carezco de criterio para opinar sobre los de Investigación.
    Pero bueno, en general soy partidario.
    P.

    ResponderEliminar
  23. Cristiano como Gulliver con los enanos cosiéndole a patadas....

    (Angel del Riego)

    ResponderEliminar
  24. Este Madrid va a mas. Grande Illarra, gran Carvajal. A Dima le enloquecen los enanos.

    ResponderEliminar
  25. Los premios Príncipe. Una horterada. Una gran horterada.

    Si eres republicano y te premian...¿qué hacer?

    ResponderEliminar
  26. Pues ir, allí estaba José Luis García Martín que es Repúblicano y en Facebook los estaba defendiendo, tambíen estaba Pino de CC.OO., Braga de UGT etc. que se dicen repúblicanos

    ResponderEliminar
  27. No veo incompatible ser republicano y recibir un premio llamado Príncipe de Asturias. Por esa razón los republicanos debería rechazar el nobel, entregado por un rey. O deberían rechazar premios como el Alfonso X el Sabio, que lleva el nombre de otro rey. En fin.
    P.

    ResponderEliminar
  28. Sarapo está encantado con su Madrid aunque no jueguen ni ganen.
    Ser republicano y aceptar el premio príncipe de Asturias está más q justificado porque te dan 50000 €. Como dice Muñoz Molina es de necios confundir valor y precio.
    Y Elvira Lindo encantada por Vetusta y Higgs bebiendo cañas.
    Ch

    ResponderEliminar
  29. Parlamento: Sitio donde van diputados o senadores a enviar mensajes por telefonía móvil o leer en sus tabletas.
    ch

    ResponderEliminar
  30. P. el asunto que trata no tiene fácil solución.
    ¿Debería, por ejemplo, un escritor republicano acudir a una boda real si es republicano? El asunto es que los reyes se adornan con los intelectuales. Les hacen un favor y se lo hacen a sí mismos. Muñoz Molina le hace un favor a la monarquía aceptando un premio así. Es decir, acudiendo al premio está apoyando a la Monarquía. ¿Debe un republicano apoyar a la monarquía?

    ResponderEliminar
  31. Casi juraría que antes de darle el premio a alguien le preguntan si va a aceptarlo. Para premiar a un escritor republicano que piense hacerles un feo mejor lo dejan desierto.

    ResponderEliminar
  32. Y el que no leyera la entrevista que Soledad Puértolas le hizo en EP a Munóz Molina puede leerla aquí. http://buscandoleonesenlasnubes.blogspot.com.es/

    Es muy interesante y se ve que Muñóz Molina apoya la monarquía porque le parece que nunca en España habiamos tenido una época tan larga de libertad y bienestar.

    ResponderEliminar
  33. P. el asunto que trata no tiene fácil solución.
    ¿Debería, por ejemplo, un escritor republicano acudir a una boda real si es republicano? El asunto es que los reyes se adornan con los intelectuales. Les hacen un favor y se lo hacen a sí mismos. Muñoz Molina le hace un favor a la monarquía aceptando un premio así. Es decir, acudiendo al premio está apoyando a la Monarquía. ¿Debe un republicano apoyar a la monarquía?



    Ese es el problema

    ResponderEliminar
  34. Muñoz Molina no siempre ha apoyado la Monarquía. La apoya ahora que le han premiado. Si yo soy republicano no ´se que hago presentando mi candidatura a un premio que da la Casa Real. ¿Qué es ser republicano, entonces?

    ResponderEliminar
  35. Tampoco entiendo las puñaladas entre la gente de izquierdas por ir al evento. Un conocido dirigente de Izquierda Unida era famoso hace muchos años porque tiraba de su condición de noble de España para venir al acto de entrega de premios. Una vergüenza.

    ResponderEliminar
  36. En los corrillos que se forman, la Reina Sofía, la Reina prudente suele evitar compartir tiempo y espacio con los representantes de los partidos de izquierda. Esto debería saberse si hubiera periodistas que trabajen de periodistas

    ResponderEliminar
  37. periodistas TRABAJANDO de periodistas

    ResponderEliminar
  38. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  39. La pregunta es qué harías tú si te concedieran el premio.

    Me cuesta un triunfo escribir desd el móvil.

    ResponderEliminar
  40. Yo pillarlo, pero soy monárquico convencido.
    Por un par de entradas para la ceremonia de los premios pagaría lo que me pidan.
    ch

    ResponderEliminar
  41. Ayer lucía hermosa una pancarta en la plaza de la Escandalera que decía FARTONES. Todos. No sólo la realeza.

    ResponderEliminar
  42. Eso sí. Doña Leti iba muy mona con el vestido verde botella de sidra.

    ResponderEliminar
  43. ¿Debería un monárquico reccoger un premio dado por la República francesa, como los César, o la legión de honor?
    Debería un izquierdista aceptar un Premio Nacional entregado por un ministro del PP?
    ¿Debería un norteamericano, y por tanto republicano, recoger un Premio Príncipe de Asturias?
    ¿Debería una mujer recoger un premio entregado por un hombre?
    P.

    ResponderEliminar
  44. Hombre P. no seas demagogo. Hay Premios estatales. Lo que yo haría es lo que hizo Woody Allen. Quedarme en casa tocando la flauta.

    ResponderEliminar
  45. La cuestión es si los Premios P. de Asturias cambiarán su nombre cuando el ahora príncipe sea rey, y si es cierto que se llamarán Premios Reina Letizia.
    P.

    ResponderEliminar
  46. Chu Chu chu, chu churu chu, chu chu

    Adiós Lou. Buen viaje.

    ResponderEliminar
  47. La pancarta de FARTONES ya lleva varios años.
    Woody Allen recogió su premio Príncipe de Asturias. El que lo aceptó y no vino a recogerlo fue el Bob Dylan.
    ch

    ResponderEliminar
  48. Lógicamente cuando Felipe reine los premios se llamarán "Premios Princesa de Asturias" y los entregará Leonor. Su primer discurso público será en un acto de entrega en el Campoamor.
    ch

    ResponderEliminar
  49. No confundir los premios PDA con los Oscars.

    ResponderEliminar
  50. En Tineo (Asturias) un cazador ha matado accidentalmente a otro y se ha suicidado. Un suceso horrible.
    ch

    ResponderEliminar
  51. Los domingos antes yo oía el sermón del cura, ahora el del Follonero en La Sexta.
    ch

    ResponderEliminar
  52. Me refería a que Allen fue consecuente en su rechazo a la Academia. No quiere saber nada, ergo, coherencia.

    ResponderEliminar